Menu

¿Cuantas veces te sentaste en el sillón frente a la tele para ver la final de la Champions?

<![CDATA[Un sábado de invierno, cuando todavía falta más de una hora para que empiece el partido, te sentás ante la tele, destapas algo para tomar y empezas a vivirlo desde tempranito. Mientras, ves a esos privilegiados que se van acercando al estadio con una sonrisa dibujada en la cara, de oreja a oreja. Padres e hijos llorando, emocionados; hinchas disfrazados y pintados con los colores que los apasionan; parejas y grupos de amigos que cuentan las locuras que hicieron para llegar y ser parte de ese espectáculo increíble.
Qué no darías por sentir esa euforia que te genera ese “clima de cancha”, por vivir esas horitas previas, en la que nada te importa. Cómo quisieras salir temprano del hotel, caminar por los alrededores de esos estadios modernos, esas maravillas arquitectónicas que parecen no ser reales sino un escenario montado para un show único. Mientras ves a esa gente disfrutando de esa te preguntas: ¡¿Y por qué no estoy ahí!?, ¿Qué me faltó para ser uno de esos privilegiados, esos que asisten a los eventos deportivos que tanto me apasionan y me quitan el sueño? Más de una vez dijiste: “algún día tengo que ir”, pero por una u otra razón, nunca vas. La idea aparece en tu cabeza, pero la vas descartando de a poco: “es muy difícil”, “¿con quién voy; con mi hijo? ¿con mis amigos? ¿Y si le digo a los locos del futbol de los viernes?” Y sí… Pero ¿quién consigue las entradas? ¿Quién se ocupa de que no terminemos tomando un vuelo de cuatro conexiones via Dubai? ¿Quién me asegura que no a terminar en hoteles feos, caros y mal ubicados?”. Y la lista de dudas que se convierten en excusas crece, y seguís posponiendo tu sueño.

¿Y qué te parece si te ayudamos a cumplir tu sueño?

¿Y si por lo menos por una vez en lugar de lamentar tu falta de planificación, vas a esa final de la Champions que siempre soñaste? ¿Y si te cruzas con Gonzalo Bonadeo, con una de las Leonas o con Del Potro caminando por una Villa Olímpica ¿Te animas a vivir unos juegos olímpicos, la cuna del deporte, desde adentro? O, si por fin se alinean los planetas y tu equipo levanta la bendita Libertadores, ¿por qué no ir a Abu Dabi y ver si le puedes hacer fuerza a los gigantes europeos?
Para eso estamos nosotros. Para ayudarte a cumplir tus sueños. Para que vos también puedas ser parte de los eventos deportivos más importantes del mundo. Desde Gogol te ofrecemos todos los servicios necesarios para que puedas asistir y disfrutar de los eventos deportivos más importantes de los próximos cuatro años y trabaja día a día para que tu único problema sea responderla a la azafata cuando te pregunta: “¿Pollo o Pasta?”]]>